CONTACTO

Si quieres colaborar o denunciar algún caso, escríbenos. email: noalmachismoenlaiglesia@hotmail.com

miércoles, 22 de marzo de 2017

BASTA YA

                           


Me maltrató un sacerdote, ahora soy capaz de decirlo. 
Yo acababa de llegar a la Iglesia Católica. 
Me dijo que estaba muy perdida, que él me ayudaría. 
Me enamoré, estuvimos juntos tres veces, nada más. 
Enseguida me dijo que solo era sexo, que él tenía esa adicción. 
Después empezaron los malos tratos. 
Se suponía que yo tenía que aprender humildad, que Dios corrige a los que más ama. 
Sufrí todo tipo de humillaciones y vejaciones. 
Lo he denunciado al obispado y te piden que olvides y te alejes, que mejor no remover. No quiero denunciarlo a las autoridades.
El sacerdote sigue en su parroquia. 
Yo sí sé quién es y quién se cree que es y el daño que está haciendo. 
Los parroquianos de toda la vida ni siquiera me han preguntado, simplemente prefieren cerrarse en banda y protegerle a él. 
Los superiores del sacerdote son cómplices, porque no actúan, ni previenen, ni corrigen.
Los parroquianos que le apoyan también son cómplices.
Y así seguimos los “católicos”: tapando, callando, mirando para otro lado, estigmatizando a los que no son como ellos, encubriendo a sus pastores.
Pero:  LOS QUE AMAMOS A JESÚS, NO CALLAREMOS

sábado, 18 de marzo de 2017

MUJERES LIBRES EN CRISTO


Sacerdotes que se acuestan con mujeres, pero luego las “putas” son ellas.
Sacerdotes enfermos de adicción al sexo que aprovechan su cargo como rector, como confesor y encuentran víctimas vulnerables: Aquella que está sola, que viene de otro país y no tiene medios, aquella que le confiesa sus secretos íntimos en confesión, o aquella otra, recién convertida que confunde amor del espíritu y pasión…
Sí, es humano, son hombres..
Pero lo que no es humano, es el engaño y la autodefensa a cualquier precio:
-“Fue ella que vino a provocar, es el demonio que las trae aquí para tentarme..”
Excusas para justificar sus actuaciones, sus adicciones y después empiezan los malostratos.
Hay peligro de escándalo, hay peligro de que se sepa en la parroquia el desliz del párroco. Por tanto, hagámosle la vida imposible a la mujer. Humillémosla, maltratémosla, lo que sea. Envidiosas y rencorosas, otras mujeres de su círculo, apoyarán al párroco en sus malostratos machistas. No querrán saber la verdad, no les interesa, porque las primeras machistas son ellas y secundarán al macho del corral, en este caso al párroco, en sus atrocidades.
Algunas católicas estamos hartas y asqueadas de tales comportamientos y vamos a luchar para acabar con este repugnante machismo en nuestras parroquias.
Si participas en el linchamiento de otras mujeres, no eres ni siquiera cristiana. No te valdrá la excusa de que ayudabas al sacerdote. Porque ese sacerdote es un impostor, o como mínimo, un pobre enfermo, que antes que reconocer su adicción, su enfermedad, inventará cualquier excusa para defenderse.
Mujeres libres, que amamos al Señor, no vamos a consentir esta situación en nuestra Iglesia. Vamos a luchar, vamos a luchar porque es el Señor quien nos lo pide.

Gracias a todas por los testimonios que nos estáis enviando, no tengáis miedo, no os escondáis. Seguid en vuestras parroquias. Es la Casa de Todos. Si alguien tiene que irse que sean ellos. 
NADIE PUEDE ECHAROS DE LA CASA DEL SEÑOR. 
LOS CORRUPTOS, MANIPULADORES, NO LE REPRESENTAN.
Amén.


lunes, 13 de marzo de 2017

COMUNIDAD ORANTE DE MARÍA



Nace, una nueva Comunidad. La Comunidad Orante de María, la Comunidad Orante de Jesús, la Comunidad Orante de Juan, tú Comunidad, nuestra Comunidad, la de todos…
Oramos por: -La Santidad de la Iglesia. Ese es nuestro carisma.
Oramos en Silencio, Oramos con palabras, Oramos con súplicas y Oramos con acciones.
UNA NUEVA IGLESIA ES POSIBLE.
NUEVA quiere decir libre de abusos. Una iglesia libre de abusos y jerarquías opresoras. La Iglesia de Jesús que está latiendo con fuerza en estos tiempos y que muchos intentan ahogar.
Oramos por el clero abusador, los que no sirven a Jesús sino a sí mismos. Oramos para que se conviertan o abandonen sus puestos.
Oramos por los laicos temerosos, que condicionados por falsas consignas viven en el miedo y el silencio cómplice que oculta a la verdad.

Si quieres orar con nosotros, escríbenos:

email: santoabandono@hotmail.com