CONTACTO

Si quieres colaborar o denunciar algún caso, escríbenos. email: noalmachismoenlaiglesia@hotmail.com

jueves, 16 de febrero de 2017

ABUSO


Cuando alguien en quien confías abusa de su poder para obtener algo de ti, una gratificación, ya sea sexual, económica o algún tipo de placer, como el sentirse poderoso, porque te domina, controla o influye, estamos hablando de abuso.
Es un abuso porque no hay un acuerdo previo. Porque la relación no es de igual a igual. Porque hay una parte que está sometiendo a la otra. El sometido puede no ser consciente de ello, tan sólo intuye que algo va mal, que está sufriendo. En cambio aquel que somete sabe que lo está haciendo, pues es su forma de relacionarse, se alimenta del “otro” y sabe perfectamente cuando está obteniendo su alimento.
Este tipo de relaciones abusivas pueden darse en todos los ámbitos, pero cuando suceden entre sacerdote(director espiritual)-feligrés, el daño producido va en la dirección de apartar a la víctima de la posibilidad de transcender lo humano y de acercarse a lo divino. Aquí, no se trata solo de que pueden destrozar a la persona, sino de que además, la inmovilizan, incapacitándola para seguir en la búsqueda de lo sagrado.
En todas las religiones, en todas las espiritualidades, pueden darse este tipo de abusos.
Aquí hablamos de la religión católica y nos dirigimos a los fieles católicos que permanecen callados y con miedo:

-Lo que diga un sacerdote sobre ti, no tiene porqué ser cierto.
-Que una persona sea sacerdote, no implica, ni siquiera que conozca al Señor.
-Un sacerdote, puede serlo, por otros motivos y no por vocación.
-Como en todos los ámbitos, fama y reconocimiento no implican que alguien camine en la Verdad. Ni tampoco lo contrario.
-Pon tu Confianza tan sólo en el Señor. Él nunca te fallará, aprende a escucharle en el Silencio de tu Oración y en los acontecimientos de tu vida. Reconocerás su Voz en tu interior.
Mantente fiel  a su Voz.
-No tengas miedo de hablar y denunciar cualquier abuso que hayas sufrido o que estén sufriendo tus hermanos.


Todos formamos parte del Cuerpo Místico de Cristo, si uno sufre, todos sufrimos.

1 comentario:

  1. Totalmente de acuerdo en todo lo que dices. Gracias

    ResponderEliminar